domingo, 9 de marzo de 2014

El fantasma del parque

Cuenta la leyenda que en la localidad de Jaral del Progreso, México un intendente mandó a colocar bancas en un parque que se encontraba ubicado cerca a un cementerio. Luego de un tiempo, las bancas comenzaron a aparecer manchadas y rotas por lo que se decidió enviar a un vigilante para que las cuidara. Todos los agentes enviados a cumplir la labor comenzaron a enfermarse luego de pasar una noche en el lugar.

El fantasma del parque | Leyendas Mexicanas

Todos coincidían en la aparición de un fantasma por lo que el intendente decidió enviar a su policía de confianza, un hombre intachable: El chino Herrera. Como todos el primer día se presentó a trabajar pero al día siguiente fue internando en el hospital donde antes de fallecer le contó a su jefe una historia aterradora.

Herrera afirmó que a la medianoche comenzó a surgir una densa niebla y soplar viento frío, a la vez le pareció escuchar el llanto de una mujer al final del parque. Se dirigió al lugar y en medio de la bruma divisó una silueta blanca, a quien le ordenó retirarse del parque ya que era muy tarde, pero no recibió respuesta alguna. Luego observo que la mujer se dirigía al panteón pero que no movía las piernas, sino que flotaba a unos 30 cm de suelo. Acto seguido el fantasma se abalanzó sobre el hombre con unos encendidos ojos rojos, lo que le provocó el desmayo, la internación y su posterior muerte.

jueves, 20 de febrero de 2014

Cerdo de matamoros


Leyendas Mexicanas: Cerdo de matamoros
Cuenta la leyenda que en los años 80 un grupo de jóvenes se alistaba para salir a beber como lo habituaban todas las semanas. Ese día al salir del bar donde estaban, se encontraron con un gran cerdo frente a su vehículo, intentaron moverlo para poder sacar el auto pero el cerdo era muy pesado. Regresaron al bar a pedir ayuda de los meseros pero al salir ya no encontraron al cerdo y los meseros se regresaron molestos. A la semana siguiente volvió a pasar lo mismo pero estaba vez los meseros se molestaron más y golpearon a los jóvenes porque pensaron que se estaban burlaban de ellos. A la semana siguiente los jóvenes decidieron ir a un bar diferente, pero al salir volvieron a encontrarse con el cerdo, pero esta vez el cerdo comenzó a reírse, al escuchar esto los jóvenes corrieron aterrorizados hasta su casa. Desde entonces los jóvenes nunca más volvieron a beber.

lunes, 10 de febrero de 2014

La cuna

Una mujer se había mudado hace un par de meses a una nueva casa, ésta era hermosa, toda blanca, rústica y con un patio hermoso. Estaba muy bien ubicada, en ella vivía con su marido y su hija María, un bebé precioso que apenas tenía 7 meses.

Un día, haciendo la cena en su cocina, una cocina amplia a la que se accedía por una puerta de marco pequeño, por el cual sólo cabía una persona, escuchó a su pequeña llorar. Llevando consigo el biberón con un poco de agua, por si la pequeña tenía sed, fue a ver a su pequeña.
 
Leyendas Mexicanas: La cuna
 
Al entrar en la habitación observó que María dormía plácidamente, así que volvió a la cocina. Se encontraba cortando unas verduras cuando volvió a oír a la niña, esta vez un poco más fuerte y más tiempo, así que fue de nuevo fue a la habitación de María. Al llegar, ésta seguía dormida en su cuna y no daba señal de haber llorado.

El fogón lo tenía a espaldas de la puerta de salida, se encontraba allí, sofriendo la verdura, de momento oyó de nuevo el llanto de la niña, que era mucho más fuerte y más largo que los dos anteriores. Esta vez no tuvo que ir a la habitación de María, pues al volverse para acudir al llanto, María se encontraba en la cocina con cuna incluída, tomo a su pequeña, salió despavorida de la casa, a la cual, nunca más regresó.

lunes, 3 de febrero de 2014

El carro de brujas

Leyendas Mexicanas: El carro de brujas

Un carro rojo en el que circula un grupo de mujeres hermosas a gran velocidad aparece generalmente en la carretera que une el Distrito Federal con Cuernavaca, pero con el tiempo el carro rojo es visto con alguna frecuencia en sitios de México muy alejados entre sí. Sólo si se es varón se tiene la posibilidad de tropezar con el carro y las hermosas mujeres que vociferan su alegría dentro de él, las que sugerirán tentaciones imposibles de resistir mientras con palabras y gestos invitan al hombre, en algún recoveco del camino inaccesible a otros ojos, a subir. Si lo hace, poco tiempo después su cuerpo aparecerá, sin vida, al costado de la carretera, con signos de haber sido objeto de algún tipo de ritual: inequívocos símbolos de cultos olvidados o de liturgias sangrientas se hallan esparcidos por la piel de la víctima, como si hubiese sufrido el destino de las bestias sacrificadas en los aquelarres. Algunos afirman que el color escarlata que recubre al carro se fabrica con la sangre de los incautos.

miércoles, 29 de enero de 2014

La dama de blanco

Leyendas Mexicanas - La dama de blanco

Cuenta la leyenda que en el centro de Matehuala, (San Luis, México) en el parque Vicente Guerrero se cuenta que por las noches una vez al año aparece una dama vestida de blanco. Se le aparece a los jóvenes que pasan por ahí, llega a saludarlos y les dice que como se encuentran y que han hecho. Luego se despide y se aleja flotando, y es cuando los jóvenes se asustan y salen corriendo espantados del lugar. Se dice que se aparece por que antes en ese lugar había un panteón pero fue movido a donde actualmente es el Panteón Hidalgo y puede ser que ella sigue penando allí.